La transferencia bancaria como medio de pago online, ¿esto funciona, como se hace?

Así a bote pronto puede parecer que la transferencia bancaria, ese medio de pago que nos obliga a hacer transacciones bancarias y pasar dinero de una cuenta a otra de forma virtual o física, no es el mejor medio de pago para el comercio electrónico. Tú piensas en hacer una transferencia bancaria y la verdad es que aunque puedas hacerlo a través de internet no asocias ese proceso con una compra online, o por lo menos de inicio.

Pero la realidad es que a los españoles nos gusta pagar por transferencia bancaria y si, también en lo online, en el comercio electrónico

¿Por qué afirmo esto tan alegremente? Por una razón muy sencilla: los usuarios me dieron la pista y los hechos me lo demostraron. Y me explico. En julio de 2009 lanzamos un comercio electrónico de cursos online cuyas formas de pago eran tarjeta de crédito y PayPal, y ya está, ¿qué por qué? pues porque inicialmente pensamos que un comprador de un servicio online no va a pagar con un método como la transferencia bancaria > primer error, dar por sentado el comportamiento del usuario en nuestro sitio web, por muy obvio que pareciera.

El caso es que sacamos este sitio web y los potenciales clientes empiezan a contactar con nosotros por email, teléfono y formularios de contacto diciéndonos que nuestras ofertas les interesan y que quieren comprar pero que si no tenemos otros medios de pago, como la transferencia bancaria. Y como cada vez más usuarios nos lo preguntaban, decidimos hacer una prueba y plantear un sistema de pago online con transferencia bancaria.

El resultado, 9 meses después de tomada la decisión, no puede ser más esclarecedor: el 38% de las ventas de ese comercio electrónico se pagaron mediante transferencia bancaria. Un dato muy revelador que nos dice a la cara, una vez más, que debemos escuchar a nuestro usuario sí o sí, y según lo que nos demande, hacerle caso, porque si, como en este ejemplo, alguien nos dice que quiere nuestros productos, pero quiere pagarlos con una forma de pago que no tenemos, y esa petición es reiterada, amigos, tenemos que actuar, porque tenemos a alguien dispuesto a comprar, y ante eso, ¿qué pasa, qué tú no quieres venderle?.

A modo de ejemplo, veamos la transferencia bancaria como medio de pago online en un sitio web nuestro que vende un curso de inglés de negocios y sigamos el proceso como un cliente más. Un proceso sencillo y claro que puede facilitarnos las ventas online:

curso de ingles de empresa o business englishEl cliente hace clic en “Cómpralo ya!”, pasando al primer paso del proceso de compra:

primer paso del proceso de compraUna vez que el cliente ha validado que su “cesta” es correcta continua con el proceso de compra:

Curso de ingles de empresa. Segundo paso del proceso de compraUna vez completados los datos de cliente pasamos al segundo paso del proceso de compra, elegir el método de pago, donde disponemos de 3 opciones: tarjeta de crédito, transferencia bancaria y PayPal. Lógicamente, para este ejemplo, elegiremos la transferencia bancaria como medio de pago online:

Ingles de empresa. Tercer paso del proceso de compraLo que hago es dirigir a mi usuario a una página en la que le informo de lo que debe hacer para pagarme por transferencia bancaria, con unas instrucciones claras y sencillas y un identificador de la operación para tenerlo localizado como transferencia.

Lo único que le pido al usuario es que me confirme que va a pagar por transferencia pulsando “Confirmar pedido”, y una vez lo hace le vuelvo a indicar lo que debe hacer y como y le permito, por ejemplo, imprimirlo, para que esas instrucciones sean faciles de realizar al usuario:

Confirmacion de la transferencia bancariaY ya está! eso sí, el cliente recibirá un email con estos mismos datos para que tenga sus “instrucciones” y efectue la transferencia. Ahora solo queda comprobar con el banco en el que se va a efectuar la transferencia que ésta efectivamente se ha realizado y a partir de ahí gestionar la compra como si nos la hubieran pagado por tarjeta de crédito o PayPal. Vale que es un método bastante rudimentario y básico, pero es perfectamente válido para satisfacer la necesidad inicial de los usuarios que quieren esta forma de pago, y es que, aunque no lo parezca, la trnsferencia bancaria y lo online pueden convivir perfectamente. Esta es la prueba.

Be Sociable, Share!

Tags: , ,

  1. Fabian’s avatar

    Efectivamente, la transferencia es fundamental en España, incluso en españoles que viven en el extranjero y quieren utilizar su banco español por internet antes que su tarjeta. En mi caso, siempre usaba transferencia y no tarjeta de crédito, por el mero hecho de que la gente desconfiaba y por otra parte, por temas de stock (no quiero que paguen antes de comprobar el stock que cambia según el día y difícil de medir).
    Y es raro que la gente quiera seguir pagando por transferencia cuando la comisión normalmente la pagan ellos.
    Eso sí, la odisea de que te mandaran el justificante por fax ha sido insufrible. Prefiero pagar la comisión de la tarjeta de crédito a la gestión de pagos (esperar a ver si te han pagado + latencia hasta que te llega el dinero a tu banco.)
    Por cierto, enhorabuena por tu ponencia en #cintermed.

  2. Ricardo Tayar’s avatar

    Hola Fabian,

    Gracias por tus palabras sonbre mi ponencia en #cintermed, ¿estuviste allí?, si es así, espero que te sresultara util.

    Sobre la transferencia, desde luego en España es un medio de pago que no es optativo, sino obligatorio. Desde luego, nuestros hábitos y forma de hacer las cosas han marcado mucho temas como este, y resulta ser un medio de pago online que mueve mucha facturación, aunque desde luego, tiene todos los engorros y complicaciones del mundo, pero si lo que queremos es llegar al máximo público posible, no hay otra, así de claro.

    Un saludo.

  3. Scuain’s avatar

    Buen apunte Ricardo. El pago con transferencia parece algo raro, pero tiene unas características que lo hacen muy útil para según que productos.

    Para mí, la transferencia tiene como principal ventaja que no existe límite de cantidad a pagar (con las tarjetas hay problemas para cifras elevadas, normalmente más de 600 €). El mayor inconveniente es que tienes que esperar un par de días para que el pedido que has realizado sea efectivo.

    A nivel de experiencia de usuario está claro que, a determinadas personas, el pago con transferencia le ofrece una seguridad extra que compensa las molestias (hacerla tu mismo online, pagar comisión, ir al banco…) que supone.

    A nivel de gestión interna, la transferencia ocasiona más trabajo, algo que no importa si se aumenta la tasa de conversión. También hay empresas que añaden un plus a la hora de cobrar para compensar ese trabajo extra.

    Resumiendo: puede ser muy rentable ofrecerla :-)

  4. carla’s avatar

    Gracias por compatir esto. A veces es muy difícil saber lo q el Cliente quiere … aunque parezca obvio.

  5. mesascocina’s avatar

    hola:
    Desde mesascocina podemos afirmar que el pago por transferencia bancaria, es muy habitual. Supongo que por nuestro producto, mesas de cocina, les da al cliente, más confianza el tener un número de cuenta, (que incluye oficina y domicilio desde dónde operamos) y si es un banco español, creo que mejor.

    Por cierto, Sr. Ricardo, me recomendaron su blog sobre SEO en un foro, y la verdad, que me los estoy leyendo de principio a fin! enhorabuena y gracias por sus consejos de posicionamiento.

    E. Marín

  6. Enrique’s avatar

    Nosotros aplicamos hace poco el sistema de trasferencia bancaria en nuestra página web para las compras online y sinceramente, no esta marchando muy bien!