Pasos a seguir y checklist para el cierre de un sitio web

Hace no demasiado hablé de por que cerrar un sitio web, y me apetecía profundizar un poco en el tema para ser más práctico y sobre todo hablar de como hacerlo y que conviene no olvidar nunca en estos casos. Cerrar un sitio web es algo lógico si no tiene una utilidad real en el sentido que sea. Empeñarse en mantenerlo abierto puede suponer el continuar un esfuerzo esteril, que desde luego será más util en otros proyectos que están arrancando o requieren más energía para funcionar mejor.

¿Qué necesitamos tener siempre en cuenta para cerrar un sitio web con toda la tranquilidad del mundo?

Checklist para cerrar una web

En los pasos a seguir para el cierre de un sitio web no debemos olvidar nunca:

  1. Define una fecha para el cierre. Esto es lo primero, y todo lo que viene detrás no tiene sentido si no defines una fecha inequivoca para el cierre de la web. La decisión ya la has tomado, así que lo que toca es concretarla y especificarla. No puedes decir que vas a cerrar sin decir cuando. Esto es lo primero, por muy obvio que pueda parecer.
  2. Notificación interna del cierre de una web. Hay que avisar a nuestra propia organización de que cerramos un sitio web, ya que en numerosas ocasiones, aunque no nos la parezca, personas de la organización lo visitarán habitualmente o incluso lo recomendarán a conocidos, etc. Si vas a planear un cierre, avisa primero a tus propios compañeros, superiores y a quien consideres necesario de tu propio día a día. Generalmente, el que antes debería saberlo suele ser el último en enterarse.
  3. Avisa a los clientes del cierre de la web. Si por ejemplo hablamos de una web de comercio electrónico, aunque sus mejores días hayan pasado, seguro que has vendido algo y eso supone que has tenido clientes. No te olvides de ellos, aunque ahora no te compren ni el pan, porque no es raro que alguien que ha sido cliente vuelva a serlo o, de nuevo, le hable de esa web a un tercero. Coge tu histórico de clientes y cuéntales que cierras esa web y porque. Es un detalle que nadie te echará en cara, sino lo contrario.
  4. Notifícaselo a tus proveedores. Como en el caso anterior, seguro que has tenido proveedores, del tipo que sean, para esa web que vas a cerrar. Pues ya sabes, con la ecucación por bandera les mandas un email comunicándoles el cierre y las razones que te llevan a ello.
  5. Díselo a quien te enlaza. Y por supuesto no te olvides de otras webs, blogs, etc, que enlazan a esa web que vas a cerrar. De nuevo, escríbeles agradeciendoles el enlace (si es 100% orgánico :P) y coméntales que ya no vas a seguir con esa web. Dales la oportunidad de que te pregunten si tienes otros proyectos parecidos o de que te enlacen a otro sitio, o de que lo eliminen, pero que se enteren por ti, no por uno de sus usuarios. Es bastante típico y amargo descubrir por un usuario tuyo que un sitio al que enlazas ya no existe… ahórraselo.

Y luego, ampliemos con un checklist de cosas que es muy recomendable hacer sí o sí cuando cierras:

  1. Landing de cierre. Has cerrado, OK, pero sube en lugar de la web una landing en la que comunicas el cierre a cualquier usuario que llegue allí. Eso si no haces una redirección de la home, claro.
  2. Redirecciones. Lo dicho, acuérdate de aprovechar en la medida de lo posible el tráfico que tenias ahí, el trust rank acumulado, el link juice, el PR, el tráfico… si tienes otras webs que son susceptibles de estar orientadas al mismo perfil al que estaba orientada la que cierras, redirige el tráfico a las que están online… con un 301, recuerda.
  3. Cuentas de correo. No olvides redirigir las cuentas de correo vinculadas a la web que cierras a otras cuentas de correo que están en uso cotidiano.
  4. Analítica. Conserva el histórico de datos de la web que cierras. Puede ser información muy util tanto para otros proyectos como para incluso plantear la reapertura o el inicio de una web similar.
  5. Capturas de pantalla. Antes de cerrar, guarda capturas de pantalla de la web. Nunca se sabe. el hecho es que como quieras echar mano de ellas y no tengas, por mucho que recurras a Internet Archive: Wayback Machine no será lo mismo, para nada.

Espero que no os tengais que ver en la necesidad de cerrar sitios web y recurrir a esta miniguia, aunque en realidad es lo lógico. De cada proeycto o sitio web que pongamos en marcha, ¿van a funcionar todos?

Be Sociable, Share!

Tags: , , , ,

  1. Noe’s avatar

    Hoy precisamente comentábamos el tema de cerrar una web, sobre todo de cara a contenidos y SEO, nos planteábamos varias soluciones:

    1.- Redireccionar a home
    2.- Redireccionar página a página (es decir a páginas parecidas)
    3.- No redireccionar y usar el dominio para enlaces

    Finalmente nos hemos quedado con que habría que redireccionar, una portal que no se actualiza no tenía mucho sentido tenerlo ahí con enlaces, pero lo de redireccionar tampoco es que nos convenciera 100×100 :)

    ¿has vivido alguna vez el cierre de una web y has tenido que decidir qué hacer con el dominio?

  2. Carlos Fabuel’s avatar

    Desde mi punto de vista SEO lo ideal sería venderlo bien ahora que tiene tráfico y pagerank. Si no lo vendo, hay otros trucos para rentabilizarlo que voy a omitir por decoro…

    Si lo quieres mantener y tal y como está, igual lo mejor sería poner un banner donde diga web cerrada y que enlace a un artículo informativo. A fin de cuentas si tu sitio era de calidad estás privando a los internautas de leer tus fantásticos artículos.

  3. Erasmo’s avatar

    Muy buenos consejos Ricardo.
    Saludos

    @erasmolopez

  4. Ricardo Tayar’s avatar

    Hola Noe,

    Me han tocado cierres de webs de todo tipo: proyectos totalmente muertos sin tráfico pero con dominios con mucha antiguedad y keywords interesantes, sitios web funcionando al 100% pero que había que tirar abajo y levantar en otro dominio por la razón que fuera, etc.

    En los casos de cierre de la web yo he optado siempre por 3 opciones en función del tipo y cantidad de tráfico que tuviera la web y del dominio:

    1. Redirigir la totalidad del dominio via 301 a la raiz de un sitio web o una sección. Todas las redirecciones al mismo sitio
    2. Redirigir cada página o sección de un sitio web a otra página o sección de otro sitio web con 301
    3. Utilizar el dominio cuya web se cierra para alojar contenido estático con enlaces de interés a otros proyectos

    Yo personalmente me quedo con las opciones 2 y 3, pero son para usos diferentes. En la opción 2 lo que buscas es redirigir ese tráfico porque lo que ofrecias en el proyecto que cierras y lo que tienes en otro que mantienes es lo mismo o guarda mucha relación. Eso sí, necesitas un muy buen sysadmin y pensarlo todo muy bien porque hay que planear e implementar un buen montón de reglas para que todo eso funcione OK.

    La opción 3 es buena si hablamos de cierres de webs con poco tráfico pero bien posicionadas para determinados términos. Por cuestiones de linkbuilding puede ser una buena opción, además tener otros efectos colaterales bastante buenos en las SERPs.

    La opción 1 no es que sea mala, eh, es que tiene otro tipo de efectos y se nota menos en términos de tráfico directo que se puede conseguir con una redirección.

    No se si te he ayudado en algo o te he provocado un bostezo de proporciones cósmicas

    Un saludo moza :P,

    Ricardo