Análisis del comportamiento del tráfico orgánico en función de la tipología de enlaces tras Google Penguin

En los últimos meses y desde 2011 con el lanzamiento de Google Panda y posteriormente con el lanzamiento de Google Penguin, el funcionamiento de nuestro buscador favorito del buscador más utilizado por los usuarios (también conocido como Google) ha sufrido una serie de cambios de gran calado que han variado notablemente el escenario del SEO.

Siendo claros y yendo a la yugular, el SEO ha consistido en numerosas ocasiones en posicionar en la página de resultados de Google determinados términos de búsqueda de manera poco natural. Y ello era posible porque el buscador, a través de su algoritmo, permitía que determinadas prácticas dieran extraordinarios frutos de cara a posicionar páginas.

Panda se centró en el contenido y Penguin se orienta a los pérfiles de enlaces. La suma de ambos ha alterado el escenario SEO mucho, pero mucho. Aquí nos centramos en un breve análisis sobre Penguin y su impacto en proyectos online.

Foto del grupo Hanoi Rocks

Como cuando se habla de Penguin todo el mundo pone fotos de pinguinos, pues yo os pongo una de Hanoi Rocks… estos tipos son de Finlandia… y allí también hace un señor frio

Para determinar el alcance que suponen estos cambios y las prácticas que han resultado más afectadas, y centrándonos en la entrada de Penguin, Miguel Pascual (que tiene el compromiso de publicar su parte en un post en su blog) y yo hemos realizado durante los últimos meses una serie de test sobre sitios web de control que nos han permitido identificar las prácticas menos recomendadas tras la entrada de Penguin, así como efectos y consecuencias derivados de determinados tipos de linkbuilding, perfiles de enlaces, etc.

Este tipo de test son necesarios porque una cosa es que el buscador varié su forma de clasificar y ordenar en base al cambio en la relevancia de determinados elementos, y otra cosa es conocer, a nivel del día a día y del impacto en el trabajo diario y en los métodos habituales, que significa y que supone exactamente ese cambio sobre un sitio web digamos “normal”.

Tras una serie de pruebas sobre diferentes sitios web, dejar pasar periodos de tiempo consistentes y analizar la información vista, las principales conclusiones se centran en confirmar, según lo probado y visto, que los enlaces procedentes de redes de poca confianza carecen de valor o penalizan según el tipo de proyecto (este último aspecto, el del tipo de proyecto es ahora muy importante), lo que altera, y mucho, el como y desde donde se hace linkbuilding, sucediendo lo mismo cuando el LVT (Link Velocity Trend, la tendencia de velocidad a la que se suministran enlaces a una web) no es constante. Aunque, eso sí, hay muchos matices y las cosas no son tan sencillas como pueda parecer en un principio. Penguin establece un nuevo escenario en el que en los enlaces hay que tener en cuenta proporciones, velocidad de entrada, textos de enlace, tipología del sitio que enlaza, diversidad de esos enlaces, distribución, etc.

Hasta la entrada de Penguin, el uso masivo de enlaces de redes de pago era una técnica que funcionaba para potenciar el rankeo de cualquier tipo de sitio web, pero con la entrada de Penguin, esos enlaces de dudosa procedencia, tanto por geografía como por cantidad, no solo pierden su valor, sino que afectan el rankeo y tráfico SEO del sitio web en función de su tipología. Este post se centra en identificar 3 comportamientos a tener en cuenta en el caso de uso masivo de enlaces de dudosa procedencia o de enlaces correctos pero con un LVT irregular. Se identifican los siguientes casos:

1. Sitio web de reciente creación que ha conseguido un buen rankeo por keywords competidas gracias a una progresión de enlaces muy pronunciada con un texto de enlace muy similar o de escasa variación. Es decir, se consiguen muchos enlaces en un espacio de tiempo muy corto y además con poca o ninguna variación sobre el texto de enlace que corresponde al término que queremos posicionar. En estos casos, desde la entrada de Penguin y actuando de esta manera (muchos enlaces con muchos textos de enlace idénticos o de poca variación), el sitio web es afectado, entre otras cosas, no rankeando para aquellas keywords por las que antes lo hacía, y muy bien, como puede apreciarse en el gráfico. Resumiendo, alimentar con enlaces dudosos un proyecto “joven”, con poco recorrido online es un suicidio para el mismo. En este caso, el test se realizó sobre un sitio web de pocos meses de vida, con contenido original y único, hacia el que se apuntaron un grupo de enlaces por un mismo texto de enlace o variaciones muy poco significativas del mismo.

Gráfica de caida del total de tráfico SEO

Como puede apreciarse en la gráfica del tráfico SEO de este sitio web, la totalidad del tráfico orgánico comienza a caer tras un primer crecimiento con mucha proyección. ¿La causa? La sobreoptimización del texto de enlace de los enlaces entrantes.

Efecto de Google Penguin

Mismo periodo de tiempo y mismo sitio web. Esta es la evolución del tráfico de un grupo de keywords que pasaron de rankear en TOP 10 a desaparecer de la SERP como causa de la sobreoptimización de textos de enlace

2. Sitio web nuevo que quiere posicionarse consiguiendo miles de enlaces en un corto espacio de tiempo para una serie de términos específicos. Al igual que en el caso anterior, esta técnica era habitual y funcionaba no hace mucho tiempo, pero lo que nos encontramos ahora es que si optamos por esta opción, el sitio web será muy probablemente baneado, desapareciendo de los resultados de Google en tiempo record. No penalizado (el sitio web está, pero rankea poco o nada), sino baneado (el sitio web no es indexado por Google), ojo al dato. Lógicamente, el perfil de enlaces que se apunta a este proyecto se basa en cantidad, empleando procedencias geográficas de lo más diverso, así como un exceso de términos que se quieren posicionar, lo que de “natural” (que se supone es lo principal en las técnias de enlazado) tiene más bien poco, y eso, desde Penguin, se paga.

Datos de backlinks

Como puede apreciarse, el sitio web en cuestión tienen un buen número de enlaces entrantes procedentes de una amplia variedad de dominios… en teoría, algo que debería funcionar (y funcionaba) muy bien.

Imagen del resultado de busqueda por el comando site en Google para una web baneada

Como podeis ver, la web está repleta de enlaces, a cascoporro, pero el hecho es que ha sido baneada, gracias a Penguin y a la determinación nociva de ese perfil de enlaces.

3. Sitio web con una antiguedad de más de 24 meses y un posicionamiento consolidado. En estos casos, el uso de enlaces de dudosa procedencia es bastante inocuo. El sitio web no sufre alteraciones significativas en sus rankeos ni en su volumen de tráfico SEO, por lo menos tras una prueba continua de 4 meses de generación de enlaces dudosos. Es como si esos enlaces no existieran, así de sencillo. La ganancia de enlaces de calidad dudosa es considerada como un valor mínimo, no hay afectación significativa en rankeos ni tráficos, habiendo conseguido un volumen de enlaces 3 veces superior al del dominio que resultó baneado, por ejemplo. Como puede apreciarse en la gráfica, el volumen de tráfico de 2012 es muy similar al de 2011 y las variaciones que hay no se deben al hecho de haber “inflado” al sitio web a base de enlaces.

Grafica de evolucion de tráfico SEO entre 2011 y 2012

Como puede apreciarse, no parece que el exceso de enlaces de dudosa calidad haya afectado al tráfico SEO de este sitio web de la misma manera que ha afectado a otros con menos recorrido online.

Lógicamente lo que expongo en este post es el resumen y las conclusiones y confirmaciones principales de una serie de pruebas desarrolladas a lo largo de casi 6 meses. No quiero matar a nadie de aburrimiento con la cantidad de anotaciones, conclusiones y pajas mentales que he sacado de todo este tipo de tests, pero si me parecía importante confirmar y aportar las siguientes conclusiones al escenario SEO que nos queda tras la consolidación de Penguin.

  1. La cantidad de enlaces que apuntan a un sitio web no es tan significativa como que éstos tengan un perfil homogéneo. Es decir, procedan de sites similares, de un mismo pais, de un mismo idioma, etc. En el fondo, es la lógica que cabría esperar de un enlace “natural”
  2. La velocidad, continuidad y ritmo de entrada de enlaces en un sitio web es un factor muy a tener en cuenta. Un sitio web con un descomunal pico de enlaces entrantes y luego planicies de los mismos es gritarle a Google que estás haciendo algo rarito y no responde a ningún patrón de enlaces conseguidos de forma real.
  3. La variedad en los textos de enlace es igualmente importante. Si conseguimos enlaces de calidad y naturales los textos de enlaces al mismo sitio web pueden ser tan diversos como (ejemplos reales) “en esta web”, “aquí lo explican muy bien”, “leer más”, “MAS INFORMACION DEL TEMA” o “web”. La variedad de textos de enlace que tienen los enlaces generados de manera natural es sencillamente acojonante, y al no responder a ningún patrón no responden a una regla matemática que permita identificarlos como potencialmente peligrosos.

Es cierto que estas tres tipologías de comportamiento de enlaces desde la entrada de Penguin se han comentado en diferentes medios a lo largo de los últimos meses, pero, por lo menos yo, necesitaba testear y verificar el comportamiento con proyectos reales que permitieran determinar un mínimo patrón de comportamiento del algoritmo, sobre todo en sitios españoles y/o con contenido en español, ya que la mayoría de artículos sobre el tema se centran en sitios web anglosajones. Entender como funciona Penguin, dentro de lo posible para un común mortal, vamos. Porque desde luego, la forma en la que ahora debemos potenciar el linkbuilding poco o nada tiene que ver con como lo hacíamos hace pocos meses… el escenario ha cambiado y mucho, y las técnicas de enlazado deben adaptarse a esta nueva realidad… hasta que llegue un nuevo cambio.

Be Sociable, Share!

Tags: , , , ,

  1. Vistoh’s avatar

    Muy buen artículo y enhorabuena por el trabajo, más razón no te puede faltar con lo que apenas hay estudios de páginas españolas.

    Me ha sorprendido mucho el punto 2, el del baneo de Google. No creía que pudiese tener una consecuencia tan fuerte. ¿Tenéis datos o indicios de el tiempo que tarda en volver a indexaros? Indicas que os baneó en tiempo record ¿llegó a funcionar el posicionamiento durante algunos días y de repente os baneó, o ni siquiera llegó a tener algún efecto positivo?

    Entiendo que la clave de este punto es “un exceso de términos que se quieren posicionar” y no tanto por el número de enlaces, porque se me ocurre que una web nueva que publique un artículo de algo novedoso o escandaloso y que se haga trending topic y salga en mil periódicos, conseguirá cientos o miles de enlaces de forma natural en muy poco tiempo, y después de 2 meses quizás ya no consigue apenas porque ya “pasó la noticia”. Supongo que google no lo dejará de indexar porque los términos a posicionar serán naturales (variedad textos de enlaces) y de la temática del artículo.

  2. David E’s avatar

    Es cierto que confirma la importancia de seguir las guidelines marcadas por Google para esta actualización. Sin embargo, como todos sabemos no siempre lo que nos cuentan funciona tal cual, y un experimento así es muy útil para que los que nos fiamos de sus recomendaciones, sepamos que hacemos lo correcto.

    Por cierto, interesantísimo lo de la antigüedad del dominio. Si bien es cierto que tiene toda la lógica del mundo, es curioso ver como el dicho de “cría fama y échate a dormir” se aplica claramente.

  3. kyozuto’s avatar

    Muy buen trabajo de campo y muy buena observación la del anterior comentario de Vistoh.

    Yo quisiera aportar otra duda existencial referente al punto 3º “La Variedad de los textos” :

    Imagina que los links a tu web fueran por el nombre de tu web, es decir por ejemplo: Visita el mejor buscador ; búscalo en ; si quieres saber más en .
    Es lo que se suele hacer cuando hay un nombre de web tan representativo.

    ¿Entonces que pasaría?

  4. Barbio’s avatar

    Excelente aporte, también estoy de acuerdo en todo según mis próprias experiencias.

    Yo no estoy nada de acuerdo que se penalizen los enlaces. Deverian apenas ser ignorados como toda la vida. Ahora principalmente los nuevos sitios web están a la merced del posible SEO NEGATIVO que les puede hacer la competencia.
    Un saludo .

  5. Ricardo Tayar’s avatar

    Hola Vistoh,

    Sobre el baneo, la web fue indexada y rankeaba bien para un conjunto de términos, dentro de TOP 20. Tras enlazar con poca variación de texto de enlace y en cantidad muy grande, el baneo se produjo en poco tiempo, yo diría que tras 30 días más o menos de comenzar a inyectar enlaces de ese perfil.

    Para volver a indexar la web, el primer paso es recurrir a la herramienta Disavow Links dentro de Webmaster Tools, aunque hay otras opciones. Con Disavow invalidas los enlaces de baja calidad entrante.

    Y sobre el tema de la clave, sí, es más importante la diversidad de términos de enlazado y cadencia de enlaces, así como tipos de sitios web que te enlazan que la cantidad pura y dura.

    Un saludo,

    Ricardo

  6. jrosell’s avatar

    Discrepo en esta frase “las técnicas de enlazado deben adaptarse a esta nueva realidad… hasta que llegue un nuevo cambio.” si consideramos lo textos de enlaces genericos propuestos.

    Los text achor genéricos no me gustan nada de nada des de el punto de vista del usuario. Creo que cada texto de enlace debe tener sentido allí dónde se ponga poniendo variacones, sinonimos plurales, adjetivos, nombres distintos, etc pero no un “Haz click quí” o similar… Por mucho pinguino suelto que haya.

    Un enlace generico no tiene sentido para los usuarios y tampoco lo tendria que tener a largo plazo por los buscadores. Creo que hay que lo natural es tener diversidad en los textos de enlaces, pero me niego a usar textos de enlaces genéricos que no sean descriptivos para los usuarios. Pero ahí cada uno…

  7. Ricardo Tayar’s avatar

    Hola Jordi,

    Te aseguro que los textos de enlace genéricos, como los que he comentado en el artículo, son 100% reales. Es decir, textos de enlace como “aquí”, “este” o “ver la web”, son textos de enlace que realmente se utilizan por parte de muchos usuarios que escriben contenidos en la web, y, por tanto, son textos de enlace naturales.

    Nosotros tenemos una visión viciada por la profesión del tema, pero no es nada extraño que alguien que tiene un blog y se limita a escribir porque le gusta, enlace utilizando todo tipo de terminología sin prestar la más mínima atención a si el texto es util o no al usuario.

    Yo no enlazo con textos genéricos porque lo veo como tú, pero los enlaces externos vienen en gran medida por textos genéricos y si lees las páginas de las que proceden, en la mayoría de los casos tiene sentido y, de hecho, está bien hecho.

    Un saludo,

    Ricardo

  8. Manuel Alejandro’s avatar

    Vaya trabajazo, gracias por compartirlo y por arrojar más luz siempre con tus experimentos : )

    La naturalidad es la máxima para un buen Posicionamiento.

  9. Fernando Muñoz’s avatar

    Como se dice en Cadiz, ¡de mamazo! Ahora a esperar que Don Miguel Pascual publique su parte!

  10. jrosell’s avatar

    Ricardo, yo lo que veo es mucho enlace branding. Por ejemplo, enlazan con einnova o con elnostreraco, pero muchísimo menos con palarbas cómo “aquí”, “estos”, “este”, etc.

  11. Ricardo Tayar’s avatar

    Hola Jordi,

    En tu blog y tu empresa, así como es mi caso, me parece una tendencia muy normal, porque lo que se suele conocer es el nombre de la empresa o de la persona y esa suele ser la raiz del enlazado, aunque también hay mucho texto de enlace que es la propia URL a enlazar, etc.

    A lo que me refiero es que en muchos sitios web de diferente tipo, como ecommerces, por ejemplo, muchos enlaces van por nombre de producto, recomendaciones y llamadas tipo “aqui lo tienen”, etc… aqui no hay una norma fija, eso está claro, y en cualquier caso lo relevante es que haya una diversidad de textos de enlace, sí, pero también, y esto es más importante, una coherencia en los sitios que te enlazan (temática, idioma, periodos de tiempo en que te enlazan, enlaces duraderos, etc).

    Es decir, que no solo es cuestión de un único elemento, como sería el texto de enlace, sino de la combinación de varios y de lo homogéneo y coherente que sea todo ello.

    Un saludo,

    Ricardo

  12. Vistoh’s avatar

    Hola Ricardo y Jordi,

    La cuestión de la naturalidad, es algo de lo que da para hacer hablar y comerse el coco. Supongo que con los datos de una web bien posicionada a la que no se le haya hecho nunca SEO se verá lo que realmente es “natural”, y supongo que los profesionales ya lo sabréis de sobra.

    Yo de todos modos, creo que para el caso de una ecommerce como el que comentas, creo que ya desde hace tiempo con los foros pero sobretodo ahora con las redes sociales en las que se multiplica la participación y recomendaciones de la gente normal y clientes, la mayor parte de los anchor son el propio enlace o url, de una página principal o de un producto. Sólo se me ocurren que usen “anchor text” las notas de prensa o alguien que escriba un post en su blog, pero el resto de los clientes o personas, no creo que sepan o pierdan tiempo a codificar el anchor. Lo que harán será poner la palabra “aquí lo tienen” y después pegado el enlace.
    Google detectará seguro las palabras que haya alrededor del enlace, y aunque no sean propiamente el anchortext del mismo, las tendrá en cuenta para su algoritmo.

    Digo yo… que no soy nadie :)

  13. DUQUE’s avatar

    Yo creo que las estrategias para la consecución de enlaces de forma no natural al final siempre tienen el mismo problema y es el tener que intentar adaptarse a los cambios constantes del buscador.

  14. Sara’s avatar

    Muy interesante, al final parece ser que lo que prevalece sobre todo es la naturalidad de los enlaces. Aún así, hay que continuar adaptándose a los continuos cambios y seguir investigando para lograr un buen posicionamiento.

    Un saludo!

  15. Hector Rafales’s avatar

    Realmente interesante. Contrastar la Teoria con algo real me parece muy interesante. Enhorabuena por el post y Gracias.

  16. Jorge Ignacio’s avatar

    Muchas gracias por el trabajo y por compartirlo, me resulta muy útil la información brindada. Saludos.

  17. ANC Publicidad’s avatar

    Me parecen muy interesantes las aportaciones de este estudio. Básicamente sabemos, o intuíamos, que Penguin penalizaba enlaces de dudosa calidad y la cantidad de ellos en cortos periodos de tiempo. Tras ello también nos enteramos del SEO negativo (que existe y seguirá existiendo de momento) y sus terribles consecuencias. A mi entender el Penguin fue una ida de olla, millones de proyectos quedaron relegados a la nada. Dominios con más de 10 años de antigüedad han quedado inservibles y según se lee en SeoMoz sólo el 10% de proyectos se han recuperado… La verdad es que este algoritmo hace aguas por todos lados, los proyectos nuevos están sujetos a un probable ataque de negative SEO si estás en un nicho competido y puede ser tumbado en un plis con lo que cuentas del baneo. Por mucho que quieran han rizado tanto el rizo que se les ha ido de las manos el control. Creo que Google ha perdido el norte, el sur y si me apuras hasta el este y el oeste… Ni siquiera ya la experiencia como usuario (ya no como SEO) me parece buena sino mediocre. Y más teniendo en cuenta la mezcla de resultados LATAM en local … en fin, me uno al sentimiento generalizado de que “Google Sucks”.

  18. angel’s avatar

    Siempre adaptandonos. El seo es asi, e imagino que en este nuevo año,volveran a producirse mas cambios

  19. Ana Sanchis’s avatar

    Muchas gracias por compartir el experimento!
    Es cierto que Google cada vez riza más el rizo, pero sigue siendo el buscador más utilizado y tan solo por esta razón, tendremos que seguir adaptando nuestras acciones y jugando con sus reglas.

    Un saludo!

  20. Juan Luis Mora’s avatar

    Saludos muy buen trabajo 😉

    Me gustaría añadir que sobre los sitios web de más de 24 meses y tras la actualización de Penguin del 22-23 de Mayo, si se ha notado un descenso de tráfico en aquellos que tenía un perfil de enlaces poco natural, o más bien una anulación del efecto que esos enlaces estaban teniendo.